123. El justo vive de fe.